sábado, 13 de diciembre de 2014

Se acerca la Navidad....

Hoy esta entrada va dedicada a todas esas empresas, grandes y pequeñas, que os esmeráis para que vuestra campaña de Navidad sea la más entrañable y atractiva de todas. 

No importa el tamaño de tu empresa, ni los recursos que podáis destinar a ello... lo importante es esmerarse para que cuando tus clientes vean tu escaparate, el packaging especial de Navidad o el anuncio en prensa o televisión piensen... " ¡Cómo se lo curraron estos tíos! ¡Cuánta ternura! ¡Me encanta!" por que esa reacción significará que cuando no sepan que regalar, o duden entre dos tiendas para comprar eso que sus familiares o amigos quieren... le venga a su mente tu negocio, y todos esos sentimientos entrañables que le despertaste con tu campaña navideña.




A continuación os voy a poner dos ejemplos... 

El primero es la tienda Pecados de Compostela, una empresa local que con poco consigue hacer reflexionar a los compostelanos sobre cosas tan bonitas como los deseos, incitando a que cada uno pida su deseo para estas fechas y... ¿por qué no? lo acompañe con algo tan dulce como un bote de golosinas o un Papá Noel de Chocolate.


             


Y el segundo es el gigante Ikea, una empresa a nivel mundial que pese a tener muchos recursos, sabe como hacer una campaña que llegue a todos y que transmita sencillez y ternura. Ellos consiguen transmitirnos algo en lo que todos deberíamos pararnos a pensar y no lo hacemos... preocuparse por lo que realmente quieren los más pequeños de la casa estas Navidades. Y esto lo hacen con un spot, que os pondré a continuación, que finaliza con una gran frase: "La Navidad nos desamuebla la cabeza. Nada como el hogar para volvérnosla a amueblar". 




Así que ya sabéis, para sorprender a nuestros clientes no importa los recursos que tengamos en nuestras empresas, sólo hace falta ser creativos y pensar en el día a día para hacer algo que sorprenda.